El blanco y el negro:

El blanco y el negro en la teoría del color es un tema mucho más importante de lo que supones.

La creencia popular de que los colores se aclaran con blanco y se oscurecen con negro es de los errores más comunes entre los aficionados a la pintura. Nada más basta con conocer cómo se comportan “físicamente” estos pigmentos para entender que su utilización en pintura es tan útil como peligrosa.

Continuamos pues con la séptima y última lección sobre la teoría del color de nuestro Curso en vídeo del libro “La Obtención del Color, un secreto al descubierto” .

Según se define en Wikipedia, “el blanco es un color acromático, de claridad máxima y de oscuridad nula, que se percibe como consecuencia de la fotorrecepción de una luz intensa constituida por todas las longitudes de onda del espectro visible, por tres longitudes de onda (larga, media y corta) o por dos longitudes de onda complementarias. Se asemeja al color de la nieve, aunque otras sustancias de máxima reflectancia, como la magnesia y la baritina (sulfato de bario), resultan ejemplos más específicos del color blanco. El color blanco que se encuentra estandarizado en catálogos de colores e inventarios cromáticos responde a la definición dada más arriba, es decir, es de claridad máxima y acromático. La denominación de color «blanco» incluye a las coloraciones similares al blanco estándar, denominadas blanquecinas o blancuzcas, que poseen una ligera sugerencia de saturación y matiz“.

La misma plataforma Wikipedia, define el negro como “El negro es la percepción visual de máxima oscuridad, debido a la inexistencia de fotorrecepción, por falta total de luz. Se asemeja a la coloración del carbón. El color negro que se encuentra estandarizado en catálogos de colores e inventarios cromáticos responde a la definición dada más arriba, es decir, es de claridad nula y acromático. La denominación de color «negro» incluye a las coloraciones similares al negro estándar, denominadas negruzcas, que poseen una ligera sugerencia de saturación y matiz“.

Si deparas en ambas definiciones, tanto del blanco como del negro, se dice que “SON COLORES”, y para mí, NO LO SON si nos atenemos a la teoría física del color. El primero porque en la teoría del color luz sería la yuxtaposición de los colores primarios y el segundo porque en esta teoría sería la ausencia de luz (es decir, de color) y en la teoría del color de los cuerpos opacos sería la absorción de todos los colores que componen el espectro de la luz.

Para mí, ambos, sólo son unos pigmentos que utilizamos cuando pintamos y que unas veces nos ayudan y otras nos arruinan nuestros trabajos si no conocemos sus propiedades como lo que son “cuerpos opacos”

Con esta lección concluimos el capítulo I del libro “La Obtención del Color | Un secreto al descubierto”. Espero haber sabido explicar los pocos, pero muy importantes, conceptos de la teoría del color que básicamente necesitamos los pintores para dominar las mezclas en nuestra paleta.

El libro continúa en su segundo capítulo con algo tan importante, o más, que este que acabamos de ver, “COMO RECONOCER EL COLOR”, pero esas lecciones tardarán un cierto tiempo en ver la luz porque a día de hoy aún estamos en fase de edición y producción.

Si te han gustado las hasta ahora publicadas deja tu comentario en ésta y así evaluaré el interés despertado, y nos animará a continuar ENSEÑANDO EL COLOR a los aficionados a la pintura de manera clara y útil.

Si no has vistos las anteriores lecciones, te dejo el enlace a todos ellas. Un cordial saludo.

Lección 0: Introducción 

Lección 1: ¿Qué es el color?

Lección 2: El círculo cromático

Lección 3: El círculo cromático; Cómo se forma

Lección 4: Los colores luz y quebrados

Lección 5: Los colores complementarios

Lección 6: Colores cálidos y fríos

Lección 7: El blanco y el negro