¿Algunos consejos para pintar mejor?

Sin duda que podría dar muchos consejos para pintar mejor, le decía el otro día a una de nuestras lectoras que en privado me hacía esta pregunta con la sugerencia de que escribiese algún artículo sobre esto. Lo que ocurre es que la cuestión no debería ser preguntar por ¿cómo pintar mejor?, si no, ¿cómo podemos mejorar lo que hacemos?. Un simple matiz en la pregunta, pero una gran diferencia en el planteamiento. Pintar mejor, para mi significa superar ciertos límites que escapan directamente del ámbito objetivo del propio “Arte de Pintar” para adentrarse en el subjetivo donde cada uno tenemos conceptos muy diferentes sobre lo que es “PINTAR BIEN”. En otras palabras, para ti, pintar bien (o mejor) puede ser pintar como éste o aquel pintor, mientras para mí lo puede ser pintar como aquél otro, es decir, a ti te gustará un estilo, una forma de pintar y a mí me puede gustar otro, y ninguno de los dos podrá decir que su gusto es mejor que el del otro. Esto no nos llevará a ningún lado porque nos moveremos en el plano meramente subjetivo, donde el profesor de pintura, en este asunto, no debe interferir en la formación del alumno. Un profesor debe enseñar la técnica, pero no imponer o tratar de transmitir su “gusto artístico” según lo veo yo.

Otra cosa bien distinta es que el profesor te dé unos consejos para mejorar lo que vienes haciendo, o como yo prefiero decir, “PARA MEJORAR TU FORMA DE PINTAR”, que es a lo que voy a responder con este artículo a nuestra querida compañera, porque para aconsejarle a alguien el cómo mejorar lo que hace, se necesitaría, y de forma individual, ver su obra y en consecuencia recomendar aquella o esta corrección puntual y específica.

De esta forma, vamos pues a ver cómo podéis mejorar vuestra forma de pintar y en consecuencia avanzar en vuestro arduo proceso de aprender a pintar. Y lo vamos a hacer partiendo de la experiencia que tenemos con la mayoría de alumnos en el estudio y de sus continuos bloqueos durante el aprendizaje. Cinco consejos para superar cinco problemas muy usuales entre los aficionados a la pintura que sin duda te pueden ayudar a avanzar significativamente en tu forma de pintar y en consecuencia mejorar tu trabajo.

Pues vamos con esos ¡cinco consejos para pintar mejor o mejorar lo que venimos haciendo!

consejos para pintar mejor

1.- Adapta tu “estilo” a tu nivel con el dibujo:

Este consejo obedece a la reiterada obstinación que observo en los alumnos a la hora de elegir el motivo que van a pintar. Y digo obstinación porque es literalmente lo que significa el vocablo, es decir, mantener excesivamente firme la idea, y la intención poco acertada de elegir un ESTILO para pintar por el sólo hecho del “me gusta”, sin tener en cuenta otra posibilidad ni otras circunstancias.

Indudablemente el dibujo, o mejor dicho, el dominio del dibujo no es ningún handicap para lo que todos entendemos por “pintar”. La historia del arte, está sembrada de estilos y movimientos pictóricos de lo más diverso y todos ellos han ocupado un lugar destacado por méritos propios. Desde el realismo, al impresionismo pasando por el informalismo, abstracto o hiperrealismo, todos ellos han creado tendencia y consagrado a auténticos maestros en el mundo de la pintura. Es decir, no necesariamente “pintar bien” es sinónimo de “dibujar bien” ni tiene, en la mayoría de los casos, porqué concurrir en un mismo autor una condición para que se dé la otra.

Es manifiesto que unos estilos pictóricos se sustentan precisamente en el dominio del dibujo, pero a su vez, otros no lo requieren como bien conoces. Entonces… ¿Porqué empeñarse en querer pintar en un determinado estilo si no tenemos, o no dominamos la técnica que nos permitiría hacerlo?.

Siempre he dicho y mantendré que lo primero que debemos aprender cuando nos planteamos iniciarnos en la pintura es A SER HUMILDES CON NOSOTROS MISMOS y con nuestras condiciones o limitaciones técnicas. Pretender, por tanto, pintar realismo, o ya en casos extremos (que también los hay) pintar retrato sin una base sólida de dibujo nos mantendrá muy lejos de objetivos que nos planteamos como una meta a conseguir.

Aquí, en esto de la pintura, hay solo dos caminos posibles, o el de la absoluta satisfacción personal o el de la amarga decepción (lo digo porque veo en el estudio que mientras unos se quedan años pintando otros abandonan a los dos meses). Elegir uno u otro es tu opción personal y totalmente respetable, pero acepta las consecuencias de no acabar el camino elegido por no haber tenido en cuenta tus propias limitaciones.

Permíteme por tanto que te dé estos sencillos consejos para que no elijas ese camino equivocado que te haga abandonar esta apasionante afición:

  • Si te gusta el realismo o la pintura basada en el dibujo y te ves limitada o que no lo dominas como sería deseable, DEJA LOS PINCELES por ahora y aprende antes las técnicas del dibujo artístico (encaje, luces, sombras, perspectiva etc.). Tu esfuerzo merecerá la pena sin duda.

¡Que si!… que ya sé lo que estás pensando… Que calcando o cuadriculando no hace falta saber dibujar para pintar… ¡Y que tú te lo crees!. A la primera pincelada que des ya pierdes el dibujo, ¿y ahora qué?; ¿calcas o vuelves a cuadricular encima de la mano de óleo?… Tu sabes que no.

  • Si aceptas que el dibujo no se te da muy bien que digamos y no te apetece aprender ahora a dibujar, prueba con otros “estilos” más basados en el color que en el dibujo.

Mira ahora estos distintos estilos pictóricos tratando de evaluar si tu nivel o destreza con el dibujo te permitiría pintar unos u otros.

consejos para pintar mejor consejos para pintar mejor consejos para pintar mejor
hiperrealismo realismo impresionismo
consejos para pintar mejor   consejos para pintar mejor
informalismo   abstracto

Que te gustaría pintar al estilo hiperrealista o realista… ¡toma, y a mi!. Pero ¿crees que algún día lo podrías conseguir sin una extraordinaria base de dibujo…?, pues ya te digo yo que NO.

Como verás cada estilo es más o menos exigente con el dibujo. La cuestión es que si quieres pintar, o tratas de pintar en este, o en aquel estilo pictórico y ves que no consigues que tus obras te satisfagan, piensa que posiblemente tu nivel de dibujo no te esta permitiendo alcanzar ese ideal de pintura que buscas por lo que plantéate, o bien cambiar de estilo o bien dar algunos cursos o clases de dibujo.

consejos para pintar mejor

2.- Aprende a dominar el color:

Leí hace tiempo al Maestro acuarelista José Luis López Pérez (Kubi) decir que…

“… Nos pasamos la vida comprando el último pincel, el ultimo pigmento que ha sacado al mercado la marca tal o cual. Creemos que eso nos hará concluir con grandes obras, el tipo de pelo del pincel, la transparencia del pigmento en cuestión…..Cuántas veces he visto a grandes autores pintar con lo peor, con casi lo más barato y obtener obras maravillosas. Creemos que dominar el color es algo casi innato al individuo, una especie de don especial con el que algunos cuentan. Pues nada más cierto. El color es posiblemente la asignatura más importante en el arte pictórico y, curiosamente, algo a lo que no damos tanta importancia…”

Y llevaba toda la razón.

El dibujo, o la destreza con el dibujo, como decíamos en el apartado anterior, no es un obstáculo para “pintar bien” porque la diversidad de movimientos pictóricos, unos más y otros menos exigentes con él, nos permiten adaptar nuestra forma de pintar y desarrollar sin merma alguna nuestro proceso creativo pictórico, pero… ¿y con el color y su dominio?… ¿podemos decir lo mismo?. En mi humilde opinión NO. La pintura, en esencia, “ES COLOR”. Sea cual sea el estilo de tu elección (realista, fauvista, abstracto, impresionista, etc) si no dominas el color difícilmente vas a quedar conforme con tus obras.

Y es que las sabias palabras del Maestro Kubi son todo un mensaje que cualquier aficionado a la pintura debe, y tiene que sopesar muy bien si quiere mejorar su trabajo, aunque, como bien dice el “nos parezca algo secundario” si no algo que o naces con ese don para el color o te planteas que solo con el tiempo te irás haciendo con los secretos del color.

Por experiencia propia sé que dominar el color, como sugiero en mi libro, es una simple técnica al alcance de cualquiera que tenga un mínimo de interés en conocer sus secretos. Yo también pensaba y casi me lo llego a creer, que había que tener esa habilidad natural “innata” para el color porque incluso en Bellas Artes esta disciplina se impartía más como evaluación que como formación, es decir, nos dejaban mostrar lo que cada uno podía hacer con el color pero no nos enseñaban a cómo debíamos hacerlo.

¡No y mil veces no!, el color, las mezclas, su obtención “se aprende”, no es una habilidad con la que o naces o te llevará toda una vida aprenderlo.

Sin duda, el mejor consejo que puedo darte para mejorar tu forma de pintar es “APRENDE A MANEJAR EL COLOR”. Ya te digo, es una simple técnica a tu alcance. Tu decides.

consejos para pintar mejor

3.- No copies de nadie:

A ver… Tal vez no esté bien expresado el encabezado de este consejo. Me explico.

Cuando digo que no copies de nadie quiero decir que no trates de “imitar” la pintura de nadie. Creo que así está mejor porque incluso es bueno en tus comienzos copiar las obras de otros autores para experimentar por nosotros mismos esta o aquella técnica que tanto nos gusta. Es más, al coger un nuevo alumno casi siempre le propongo pintar obras de otros autores, y yo mismo he aprendido mucho más copiando que experimentando por mi cuenta.

Lo que vengo a proponerte es que evites la tentación de pintar como éste o aquél pintor y que tu meta, tu motivación para aprender a pintar sea llegar a pintar como ese pintor que tanto admiras. Eso, y si estás empezando con mayor motivo, a lo único que te puede llevar es a más de una frustración. Ni aún tienes esa técnica ni aunque la consigas nada nuevo vas a aportar.

¿Sabes que pintores estamos muchos y artistas hay muy pocos?

Para mí “pintor” es el que copia, “artista” el que crea. Copiar se puede copiar de otro cuadro, de otro autor, de una fotografía, de una lámina, etc., es decir copiar es reproducir algo existente; “CREAR” es hacer algo nuevo no existente, mejorar lo ya existente o expresar plasmando nuestros  íntimos y exclusivos sentimientos en una pintura.

Ya sé que tu aspiración no es llegar a ser un “artista” reconocido (o sí, no sé si me equivoco) y que con llegar a hacer cuadros que gusten y te gusten tienes más que de sobra y te das por satisfecho, pero piensa que aunque solo quieras ser un “pintor” debes sopesar que tu eres tu y que tu forma de pintar es la que es.

En definitiva, aprender de la obra y técnica de otros autores es bueno y te lo recomiendo, pero sentirse frustrado porque no consigo pintar como este o aquel pintor es del todo absurdo y por supuesto desaconsejable.

Mi consejo entonces es que te sientas orgulloso con lo que hagas aunque estés tratando de pintar como otro y te salga como te salga. La autoestima y la confianza en uno mismo es básica en el proceso de aprendizaje de la pintura. Debemos aceptar que como nosotros nadie va a pintar igual… pintarán igual, peor o mejor, pero nunca lo harán como nosotros al igual que tampoco nosotros pintaremos como ellos. Déjate llevar por tu forma de pintar y sólo trata de mejorar aquellos aspectos técnicos con los que te sientas insatisfecho.

 

consejos para pintar mejor

Imagen obtenida en https://lamenteesmaravillosa.com/

4.- Suéltate pintando:

¡Ay…! esto si que es verdaderamente difícil conseguir cuando uno se está iniciando en la pintura, pero tengo que insistir en ello porque es quizás una de las claves para aprender a pintar mucho más rápido que de cualquier otra forma.

No se si habrás leído el artículo que sobre los miedos pintando publiqué hace poco, “Pintar sin miedo”. En definitiva, todos los miedos que allí describía, comunes a la mayoría de los pintores noveles, nos impiden precisamente tener la “soltura” que es necesaria para “pintar bien”, o si lo prefieres, para “pintar mejor” de lo que hasta ahora lo venimos haciendo.

El pintor profesional o no, o el que ya tiene una cierta experiencia, pinta relajado, disfrutando de lo que hace, por eso su pintura es “fresca”, “suelta” y “espontánea” que en definitiva es lo que de seguro a ti te gustaría conseguir. Ellos también tuvieron tus mismos miedos al principio y con el tiempo se dieron cuenta que eran del todo un sin sentido. Si te decides a poner fin a esos “miedos” lo antes que puedas, verás cómo tu pintura ganará en soltura y consecuentemente mejorará de forma casi inmediata.

Te salga como te salga… ¡SUÉLTATE PINTANDO!

consejos para pintar mejor

5.- Abre bien tus ojos y tus oídos:

A ver… Son dos cosas diferentes y por motivos igualmente distintos.

Con abre bien los ojos quiero aconsejarte que aprendas todo lo que puedas de la obra de los demás observando no sólo la obra en su conjunto sino al detalle. Te sorprenderás la de cosas que puedes aprender con sólo mirar detalladamente otras obras que te gusten. Personalmente puedo afirmar que he aprendido mucho más con mis ojos que con clases particulares o en centros docentes oficiales de pintura.

Ver y observar cómo se ha conseguido este o aquel efecto que tanto me gusta, esa forma de pintar los árboles, el mar, esa manzana…. ha sido siempre para mi una auténtica inquietud y fuente principal de mi aprendizaje.

  • ¿Y esto… cómo esta hecho?, o ¿Cómo ha conseguido esto este tío?… a ver… ha dado una primera capa con tonos oscuros y después con más empaste  los  más claros encima…

Eso es lo que te aconsejo que hagas… que te cuestiones el cómo lo hacen otros, que veas y compares lo que haces tu con lo que hacen los demás.

Con abrir tus oídos quiero aconsejarte que estés siempre pendiente de lo que los demás dicen o no de tu obra porque de ellos puedes aprender más de lo que imaginas al principio. No me vengas ahora a decir que te da igual lo que digan los demás porque en el fondo sé que no estás siendo sincero ni contigo mismo. ¡Pues claro que nos importa lo que digan los demás de lo que pintamos!, si no, ¿qué sentido tendría pintar?, o ¿es que pintamos para ver solo nosotros nuestros cuadros?.

Y verás porqué te digo esto y en qué sentido lo digo.

Sabes, salvo que sea alguien con el que tengas mucha confianza, que nadie te va a decir que no le gusta tu cuadro; te dirán… ¡muy bonito!… ¡que bien!… ¡estas hecho un artista!… y cosas así que nosotros mismos sabemos que te lo dicen en la mayoría de los casos “por cumplir”. Ahora bien, sabiendo esto no es menos cierto que a veces sí que observamos en la reacción de alguien que ve un cuadro nuestro que realmente se ha quedado sorprendida. A eso es a lo que yo digo que debes estar bien atento, a esas reacciones, gestos o dichos de los demás que te hacen ver si lo que haces está o no gustando. Aprende pues de estas reacciones y vete quedando de tu quehacer pictórico con solo aquello que tu has visto “ha gustado”; el resto, deséchalo o céntrate en corregirlo.

Como habrás podido observar, estos consejos, pese al enunciado del artículo, no tienen nada que ver con la técnica o forma de pintar y sí, en cambio, con otros aspectos mas referentes a la adopción de ciertas actitudes que adoptándolas pueden hacer que tu trabajo o forma de pintar mejore significativamente y a muy corto plazo, o por lo menos, facilitarán tu proceso de aprendizaje con la pintura.

Bueno… pues hasta aquí hemos llegado. Ya sabes que un comentario o compartir el artículo con tus conocidos siempre será de agradecer.  Un cordial saludo

Hangel Montero

¿Quieres saber cuándo publico algo nuevo?

Suscríbete y recibe en tu correo todos los nuevos artículos que vaya publicando, así no tendrás que estar pendiente de si hay o no novedad en el blog. Con ello, además, tendrás en ocasiones posibilidad de acceder a determinados contenidos que solo iré publicando para los que os suscribais. Un saludo