TU PALETA DE COLORES: Qué colores elegir

Elegir tu paleta de colores es uno de los dilemas mas usuales entre los que se inician en la pintura pues en la mayoría de los casos se piensa que se llegará a mejores resultados usando los mismos colores que utilizan los profesionales. De ahí la búsqueda continua de esa paleta mágica que de la noche a la mañana nos va a hacer mejores pintores. Decir o pensar eso es equiparable a quien para aprender a jugar al tenis busca y se compra la raqueta, las zapatillas y las pelotas que utiliza este o aquel profesional .

Estarás conmigo que el mejor material , por si solo, no nos va a hacer mejor tenista como tampoco vamos a conseguir pintar mejor por utilizar los mismos colores que este o aquel pintor que admiramos. De nada sirve pues esforzarnos en buscar una combinación perfecta de colores para tu paleta si no conocemos la física del color, o lo que es lo mismo, si no dominamos la técnica de las mezclas del color.

Pero antes de abordar este asunto, según lo entiendo yo, permíteme que recuerde cómo actúa normalmente alguien que quiere aprender a pintar de forma autodidacta.

EN LA TIENDA:

  • Buenos días, quisiera unos colores al óleo.
  • Buenos días. ¿Qué colores necesita?
  • Pues… no sé. ¿Tiene una carta para ver?
  • Si claro. Aquí tiene.
  • A ver… pues me pone… éste,… éste también,… este azul,… bueno no… que ya tengo un azul parecido en casa. A ver… este marrón,… este rojo,… este verde,… este verde también… , ah… ¿tiene el color carne?
  • Claro que sí es el amarillo Nápoles rojizo..
  • Pues póngamelo también. Y…. Éste que es muy bonito y no lo tengo.
  • ETC, ETC, ETC,

EN LA CASA:

Tras colocar en su paleta un poco de cada color nuevo que ha comprado y del resto de colores que ya tenia en su estuche, se dice “ahora sí los tengo todos”. Y se pone a pintar lleno de ilusión. Al cabo de unas horas intentándolo comprueba que en nada ha mejorado lo que ya venía haciendo con sus antiguos colores a pesar de haber utilizado los nuevos que compró y piensa… “pues no eran estos los colores que me faltaban”, “espera, voy a buscar en internet qué colores utilizan los profesionales a ver cuáles no tengo”.

El planteamiento, en este caso, es el incorrecto, no la elección de determinados colores. El aficionado piensa que cualquier color que vea en el motivo a pintar lo debe tener en su paleta, es decir, su proceso mental a la hora de pintar es el siguiente: Ve un color en el motivo, mira su paleta, busca el que más se parece y lo utiliza sin más; pero como ve que no es lo que quiere piensa que ese color lo tiene que buscar en la tienda porque no sabe de qué otra forma conseguirlo.

En definitiva, buscar tu paleta de colores mágica que te haga pintar mejor es un error de base en la pintura.

Buscar las paletas que utilizaba o utiliza un determinado pintor también lo es porque aun teniendo los mismos colores no con ello vamos a pintar, en ningún caso, como ese pintor. Lo importante no son los colores a utilizar, sino saber cómo mezclarlos entre sí.

UNA PALETA UNIVERSAL

Conociendo el “ARTE” de mezclar colores nos permite tener una paleta, que yo llamo “universal”, con la que vamos a poder pintar cualquier motivo ya seamos pintores noveles, avanzados o profesionales, pero ya sabes, no por el simple hecho de tener esos colores vamos a pintar mejor, lo importante es tener en nuestra paleta aquellos colores “imprescindibles” para poder obtener cualquier color que queramos y, eso si, aprender cómo con esos colores obtener el que vamos a necesitar.

Así pues, voy a dejarte indicados los colores que para mí no deben faltar en cualquier paleta y por ello la considero una “PALETA UNIVERSAL”

  • Blanco de Titanio (mejor que el de plata o de zinc).
  • Amarillo de cadmio medio
  • Ocre amarillo
  • Naranja (procura que sea lo más luminoso que encuentres)
  • Rojo de cadmio claro o bermellón.
  • Carmín (yo lo prefiero al magenta para utilizarlo como primario como bien explico en otro post)
  • Verde esmeralda (o viridian)
  • Azul Prusia
  • Azul cobalto
  • Azul ultramar oscuro
  • Tierra de sombra tostada (sólo para la obtención de nuestros negros).

Como verás, salvo dos (el ocre amarillo y el sombra tostada) son colores luz del círculo cromático, es decir, observa que en realidad todo lo que necesitamos en nuestra paleta son los colores de la “LUZ” tal y como la naturaleza dispone de ellos para ofrecernos los infinitos colores que nuestros sentidos pueden percibir.

Si quieres un buen consejo para mejorar en tu pintura aprende la “técnica” para obtener los colores y no gastes dinero absurdo en ampliar la gama de tu estuche.

Esta paleta universal no faltará en ninguna de cualquier profesional con independencia de que luego, cada uno, tenga sus otros colores con los que está familiarizado y utiliza de forma habitual en sus obras sea cual sea el motivo. Yo por ejemplo utilizo también el azul cerúleo ftalo , el turquesa, siena tostada y el sombra natural. Pero esto ya es muy personal y no debes dejarte seducir por la paleta de uno u otro autor porque ellos ya tienen su propia experiencia con esos tonos y tu no.

Mi recomendación es pues que te limites a tener la “paleta universal” que te indico y cuando ya domines las mezclas tiempo tendrás en ir ampliando o añadiendo algún que otro color con el que consigas tonalidades que te gusten para tus obras.

 

¿Quieres saber cuándo publico algo nuevo?

Suscríbete y recibe en tu correo todos los nuevos artículos que vaya publicando, así no tendrás que estar pendiente de si hay o no novedad en el blog. Con ello, además, tendrás en ocasiones posibilidad de acceder a determinados contenidos que solo iré publicando para los que os suscribais. Un saludo