Hoy quisiera abordar un tema que plantea muchas dudas al aficionado y que es, casi siempre, objeto de deseo de cualquiera que se inicia en el arte de pintar. Pintar una marina.

La verdad es que el tema da tanto de sí y es tan amplio y diverso que enseñar a pintar una marina o enseñar a pintar el mar es como para dedicarle todo un curso completo más que un artículo para un Blog. Tanto es así, que pretender generalizar con este asunto, como he visto por aquí en Internet, es como mojar una miga de pan en la salsa y no probar la carne.

Decimos los que somos de costa que lo bello del mar es que siempre es, o está distinto. Mar llana, rizada, marejadilla, marejada, agitada, temporal, dura, gruesa, muy gruesa o confusa son algunas de las acepciones que se utilizan para definir el estado del mar. Mar frío, cálido, tropical, etc. se le suele denominar por su temperatura o color. Es decir si tuviésemos que enseñar a pintar el mar en cada una de estas circunstancias sería interminable el tema y no voy a ser yo el presuntuoso que en sólo unas líneas te diga que te voy a enseñar a pintar el mar así dicho y «sin anestesia».

Por ello, cuando fui a poner título a esta entrada decidí dejar claro desde un principio que no pretendo enseñar a pintar una marina, dicho sea en términos generales, sino a dar unos simples consejos para que afrontes estos «temas» sin incurrir en los errores más comunes que se suelen cometer por simple desconocimiento o falta de estudio previo del motivo. Veamos pues cuales son estos errores más comunes y los consejos que para mi pueden ayudarte con estos temas.

Pintar una marina: El encaje y composición.

 De seguro que habrás oído hablar de la sección áurea, sección dorada, orden áureo, divina proporción, punto áureo etc. Sé también que sabrás de qué va la cosa cuando de ello hablamos en pintura, es decir, de las «proporciones» constantes que la naturaleza nos ofrece y que trasladadas a una obra pictórica nos transmiten la sensación de belleza natural. Si quieres, te recomiendo este Blog de Gustavo González Echeverría para conocer más a fondo este tema.

En otro artículo me gustaría hablaros de este interesante y complicado tema más matemático que artístico, pero ahora me voy a centrar tan solo en buscar su aplicación práctica cuando nos dispongamos a pintar una marina.

Lo primero que debemos decidir es el formato de nuestro soporte para representar estos temas tan sugerentes. Si recuerdas los tipos de formatos de lienzos que de serie podemos encontrar en cualquier establecimiento de artículos de bellas artes, recordarás que uno de ellos se le conocía por el nombre de «marina». Pues ya ves… lo tienes claro a la hora de elegir el formato de tu lienzo para tu marina. Evidentemente puedes optar por cualquier otro formato pero el «Marina» está especialmente pensado para estos temas, formatos horizontales mucho más anchos en proporción que en altura.

En estos temas, un elemento que casi siempre nos vamos a encontrar es «la línea del horizonte». Una línea que sí que deberíamos situar correctamente en nuestra obra para respetar «esa divina proporción» y trasladar al espectador esa sensación de «belleza natural» que nos sugieren los académicos.

Sin entrar en profundidades, casi todos los autores coinciden en la regla de las «terceras partes» para ubicar la línea del horizonte en todo paisaje, y por supuesto, también en las marinas.

La cuestión consiste en dividir la altura de nuestro lienzo en tres partes y ubicar nuestra línea del horizonte bien en la línea superior o en la inferior pero nunca entre ambas, es decir, más hacia el centro del cuadro.
Mira las siguientes imágenes.

pintar una marina

Pintar una marina colocando la línea del horizonte en la parte central de nuestro lienzo no se considera «proporcional y académicamente correcto».

En cambio, situarla en el tercio superior o inferior sí que lo es.

pintar una marina

horizonte2

Para mí que este es más bien un tema de fijar la atención del espectador en el cielo o en el mar, que de pura cuestión de estética tal y como mantienen los académicos con sus teorías sobre la «divina proporción o sección áurea».

Si quisiéramos darle protagonismo al mar utilizaríamos la primera opción y si por el contrario, el protagonista de nuestra obra queremos que sea el cielo deberíamos elegir la segunda.

Sólo tienes que observar la obra de grandes maestros a lo largo de la historia de la pintura para comprobar que las tres opciones han sido utilizadas sin afectar a la «belleza plástica» de sus geniales marinas.

pintar una marina

Joaquín Sorolla

pintar una marina

William Bradford

pintar una marina

Winslow Homer

Luego elegir dónde situar nuestra línea del horizonte debería de ser totalmente una opción muy personal que para nada entiendo debería de afectar a la belleza de nuestra obra, pero para hacerlo de forma académica y quedar muy bien para con los «entendidos en pintura» ya sabes qué es lo que se considera correcto o no.

Pintar una marina: La perspectiva del mar.

Tienes que observar que el mar, bueno mejor dicho, las olas en el mar hay que pintarlas «con su debida perspectiva» si no queremos incurrir en un auténtico despropósito visual y consecuentemente estético.

4338591246124231

El aficionado a la pintura no suele deparar en esta importante característica del mar a la hora de representarlo. Se imagina que todo es caótico, sin orden ni concierto. ¡Pues no!.

En una marina donde directamente nos situamos en perpendicular observando la línea del horizonte, las líneas que forman las distintas olas que sucesivamente se acercan a la costa las veremos también horizontales. En cambio, si nuestra posición en oblicua al horizonte veremos esas líneas guardando idéntica perspectiva que la de la línea de la costa. Mira las siguientes imágenes.

Línea de costa horizontal

bricher

Línea de olas horizontales

bricher copia

Línea de costa en perspectiva.


haseltine
78mio

Líneas de olas igualmente en perspectiva

haseltine copia

78

Fíjate siempre, cuando vayas a pintar tu marina, en la perspectiva que mantienen las líneas de las olas. Es un elemento más importante de lo que imaginas.

Pintar una marina: Los colores

Ya te dije, al comienzo de este artículo, que este tema de las «marinas» puede llegar a ser interminable y más si hablamos de los colores con los que se puede o deberíamos pintar el mar. Ya de entrada te digo que EN EL TEMA DEL COLOR DEL MAR TODO ES RELATIVO Y NADA ES CONCRETO.  Si claro… el mar es azul ¿no?; pues sí, el mar es azul pero con infinitos matices y o variaciones.

Cuando les propongo a mis alumnos (bueno… a los nuevos quiero decir) pintar una marina, y si no les advierto antes, todos eligen el azul ultramar para pintar el mar. Es lógico, asocian el nombre del color con el motivo, pero no hay nada más erróneo en esa creencia popular.

Pero es más, el aficionado no solo elige el azul ultramar como «color base» para pintar el mar, sino que solo utiliza este color para todo el mar. Otro error que debes evitar.

Mira… la mejor forma de saber con qué colores se pinta o hay que pintar el mar es viendo las obras de grandes maestros como hice yo cuando decidí enfrentarme con estos temas. Vamos a ver cómo pintaba el mar nuestro genial compatriota Joaquin Sorolla.

pintar una marina

En esta obra de Sorolla podemos ver que el autor utiliza varios colores y no solo uno: Turquesa, prusia, cerúleo , verdes cálidos, violetas, ocre amarillo y no sé cuántas mezclas entre ellos.

pintar una marina

En esta otra, vemos como se decanta por los verdes fríos, prusia, añil, y violetas.

pintar una marina

en este otro, en cambio, resuelve con tonos más cálidos el color del mar…, ultramar, violetas, añil, principalmente.

Es decir… No solo el mar es diferente en su estado, sino en el color. Cada día, cada instante, cada vista, cada perspectiva es distinta. El mar nos sorprende con tal variedad de colores que sería imposible decir por mi parte con cuáles se pinta.

Dije, en un artículo anterior, que sea cual sea el motivo que pintemos, debemos pintar siempre con nuestra propia «paleta de colores», y eso, en definitiva es lo que te recomiendo que hagas cuando pintes tus marinas.

Ya has visto que los verdes, los azules (ultramar, prusia, cerúleo, cobalto), los violetas, los añil, los ocres, incluso los naranjas, amarillos y rojos pueden utilizarse en el mar. NO HAY LÍMITES CROMÁTICOS PARA REPRESENTARLO. Están todos y no está en concreto ninguno.

Yo creo que es más importante conseguir el movimiento del mar con la pincelada que estar pendientes de los colores con los que debemos pintar esa determinada marina.

Lo que si puedo hacer es darte unos consejos… bueno, mejor dicho, unas sugerencias con respecto a los colores en estos temas porque suelen ser generales en este tipo de paisajes y en aspectos concretos. A saber:

1.- Los colores en el horizonte.

Es muy común observar cómo en el cielo, cuando se une a la línea del horizonte, los tonos suelen ser más cálidos y más claros. Por supuesto que hay excepciones y esto es muy relativo pero observa este detalle siempre cuando vayas a pintar tu marina.

Observa igualmente cómo los tonos del mar junto a la línea del horizonte suelen ser más quebrados y más oscuros. Por supuesto hay excepciones y no es ninguna norma general.

pintar una marina

2.- El color normal del mar.

Para no equivocarte, plantéate siempre los colores del mar partiendo de un azul prusia (verdoso).

marinas-pinturas-alta-mar_04

3.- El color de la espuma de las olas.

¡Por favor… nunca blanco solo!

Fíjate en el «color madre» del paisaje… ¿qué luz tiene ese paisaje en general? … ¿es cálida o fría?. Según sea, acuérdate de mezclar el blanco siempre con algo de ese color de la luz. Recuerda este artículo donde hablaba de esto precisamente.

pintar una marina

4.- Colores especiales a considerar.

Te podría recomendar dos colores que en especial a mi me encantan para obtener esos verdes cálidos de las olas que tanto nos llaman la atención. El Azul cerúleo ftalo y el turquesa de cualquier fabricante, aunque yo los que utilizo son de la casa Van gogh. Con estos dos tonos y un poco de amarillo medio puedes obtener esos verdes tan llamativos de las olas.

Aivasovsky_Ivan_Constantinovich_the_9th_wave

 Creo que con estas recomendaciones sobre la composición, la perspectiva y los colores del mar puedes afrontar cualquier marina sin incurrir en los grandes errores que normalmente comete el que se inicia en estos temas, pero me queda un IMPORTANTÍSIMO CONSEJO QUE DARTE.

El movimiento del mar es lo más importe que hay que conseguir en cualquier marina, y esto, sólo se consigue DIBUJANDO CON LA PINCELADA CADA DETALLE QUE OBSERVEMOS. CUIDA SIEMPRE LA DIRECCIÓN Y LONGITUD DE CADA PINCELADA.

Bueno… espero haberte aclarado algunos conceptos sobre las marinas. Ya sabes, si te gustó comparte o deja tu comentario. Siempre agradecido.

Hangel Montero