Es asombroso cómo con practicamente dos pinceladas, los maestros del paisaje urbano en acuarela representan las figuras humanas llenas de vida y movimiento. ¡Pero qué dificil es hacer eso!

Seguro que en más de una ocasión lo has intentado y habrás comprobado por ti mismo la extrema maestria que se requiere para hacerlo como ellos.

A nosotros, si nos ponemos, a lo sumo nos sale algo que parece una persona; en la mayoría de los casos un monigote, y a veces ni eso. Es como cuando nos ponemos a dibujar de memoria un caballo o cualquier otro animal. Nos sale de todo, cualquier cosa, menos lo que queríamos dibujar.

Que duda cabe la ilusión que nos haría conseguirlo, pero siempre terminamos pensando que eso es un auténtico arte no al alcance de cualquiera.

Yo siempre me planteé si eso era una habilidad especial innata o, tal vez, el resultado de mucha práctica. La verdad es que aún no he llegado a ninguna conclusión cierta sobre el tema y eso es de lo que precisamente quisiera hablaros en este artículo. Una técnica más de la acuarela en el paisaje urbano que se hace imprescindible dominar con mucha soltura so pena de arruinar en el último momento una buena obra.

Como os decía en mi anterior artículo, las figuras humanas son un elemento del paisaje urbano imprescindibles (recuerda… es lo que le va a dar vida al paisaje) , que incluso pueden ser el centro de atención, si no, las protagonistas de la acuarela en este bonito motivo pictórico.

Asi que en principio me voy a plantear este tema como lo suelo hacer con otros, es decir, voy a examinar contigo esas dudas sobre si es un «arte en especial» o es solo cuestión de práctica; veremos cuáles son las causas por las que nos cuesta tanto conseguir algo decente, y terminaré por daros algunas ideas para que, si es posible, nosotros tambien podamos conseguir cierta soltura y destreza pintándolas.

Pues… Vamos con ello.

Pintar figuras humanas: ¿Un arte, o mucha práctica?

Recuerdo, cuando era niño, que me dió por dibujar al Pato Donald en cualquier sitio y a todas horas. Llegué a dibujarlo en cualquier postura, con cualquier expresión y sin tener que fijarme en nada. Lo llegué a memorizar de tal manera y lo hacía con tanta facilidad que era muchas veces motivo de asombro de amigos y familiares.

Con los años, ya casado, observé que mi hijo tenía tanta o más facilidad que yo con solo 7 años dibujando, en esta ocasión, cualquier figura humana en movimiento fruto sin duda de su afición a los comics y a su empeño por dibujarlos él para montarse sus propias hitorietas gráficas que luego enseñaba a sus amigos en el colegio.

Es decir, yo era capaz de dibujar de memoria al Pato Donald, y mi hijo a personas y personajes de ficción con una destreza absolutamente admirable. ¡Qué cabroncete! … me decía yo. ¡En mi vida he sido capaz de dibujar de memoria una figura humana en movimiento… y mira el niño!

Puestos a pensar sobre esto, podríamos concluir que quizás, a los dos, se nos daba muy bien el dibujo desde chicos. Un «DON» con el que nacimos padre e hijo, estarás pensando, y que luego con la práctica diaria uno con el patito y otro con los comics llegamos a hacerlo con los ojos cerrados. Osea, que primero nacimos con ese «arte» y luego con la práctica dominamos algo en concreto.

En definitiva… podríamos entonces pensar «que es un arte con el que se nace  y tambien mucha práctica» lo que se necesita para esto de pintar figuras humanas con destreza y facilidad.

No vamos, en principio, muy descaminados.

Lo que ocurre, ya sabes mi opinión al respecto, es que yo no estoy muy de acuerdo con eso de que «hay que nacer con Arte» sino con esa sensibilidad artística que nos hace refugiarnos y practicar desde chicos esa actividad que consiste en comunicarnos y expresarnos con lo gráfico y el color. En cuanto a la mucha práctica está clarísimo y creo que no tendrás dudas al respecto.

¿Sabes lo que pasa?, que cuando lo hemos intentado nosotros nos ha salido como nos ha salido y lo primero que pensamos es en el «arte» que tienen estos maestros del paisaje urbano en acuarela pintando las figuras humanas y no en la «oculta» práctica y constancia que han necesitado para hacerlo con la maestría que lo hacen.

¡NO LE DES MÁS VUELTAS!… Dibujar y pintar de memoria (como lo hacen ellos) las figuras humanas en movimiento es, ante todo, fruto de mucha práctica.  Asi que si tu quieres llegar a poderlas pintar y dibujar en tus acuarelas, deja de lamentarte por no haber nacido con ese supuesto arte, empieza hoy mismo y no ceses hasta que lo consigas.

Pero aún no he resuelto mis dudas sobre si tambien es un «arte» especial el que tienen estos maestros de la acuarela. Espera que lo vemos a continuación.

Dibujar la figura humana en movimiento no es una cosa de solo ponerse y echar a freir. Se requiere, antes de nada, un profundo conocimiento de la anatomía humana; sus proporciones, mecánica del movimiento, características etc. Sabes que grandes maestros de la historia del arte tuvieron que recurrir a la disección de cadáveres (anque estuviese en el aquel tiempo prohibido) para comprender y conocer nuestra anatomía para después representarla en sus obras.

Lo que a mi más me llama la atención de las figuras humanas que pintan en sus acuarelas estos «genios» del paisaje urbano es que si te pones a observarlas detenidamente, nada tienen que ver con ningún estudio anatómico ni siquiera aproximado. Son cuatro trazos que nos hacen ver una figura humana real, con movimiento, o incluso mostrando emociones, es decir, una personal llena de vida que se integra en un ambiente que reconocemos y admitimos como cierto.

Alvaro Castagnet

Alvaro Castagnet

Si difícil es representar la figura humana, cuánto no lo es más sintetizándola sin perder su expresividad.

Yo solo puedo contar con mi experiencia personal en este tema y os aseguro que aún lo veo como un «ARTE ESPECIAL» no al alcance de cualquiera. Es imaginación, soltura, técnica, práctica y sobre todo mucho gusto y sensibilidad. Por eso os decía que aún dudo de si es solo práctica o un auténtico arte.

¿Porqué nos resulta tan difícil dibujar o pintar la figura humana en general y en la acuarela en especial?

Son dos cosas distintas, o mejor dicho, tenemos que analizar esto desde dos perspectivas distintas. Una de forma general, es decir, dibujar o pintar cualquier figura humana aunque sea de forma individual, y otra en particular cuando queremos incluirlas en nuestras acuarelas. Veamos una y otra.

En general, nos cuesta un mundo dibujar cualquier figura humana en movimiento por dos motivos principales:

1.- No sé porqué tenemos asumido que necesariamente debemos saber dibujar la figura humana de manera natural y como algo que no es necesario aprender ni practicarlo con anterioridad. Y si nos ponemos y no nos sale, entonces dudamos de nuestra habilidad con el dibujo; suspiramos y nos conformamos con nuestra «mala suerte» de no haber nacido mejor dibujante.

¿Sabes porqué pasa esto?. Porque asumimos que tenemos tan clara la idea de cómo es una persona, que pensamos que sin problema la sabríamos dibujar. Una cabeza, el cuerpo, los brazos y unas las piernas… ¿verdad?… Es como si nos dicen que dibujemos una mesa… Un tablero con cuatro patas… o, si nos dicen que dibujemos una casa… Un tejado, unas paredes, ventanas y una puerta.

Es decir, estamos convencidos de que tenemos la idea super clara de lo que tenemos que dibujar. Vamos… que está perfectamente almacenada la información que necesitamos en nuestra memoria y lo podemos hacer sin tener modelo alguno delante.

Pero si deparas en lo que acabamos de decir verás que esa información es SIMPLE e INCOMPLETA.

Dibujar una mesa… Un tablero, sí, pero ¿cómo es ese tablero?, ¿redondo, cuadrado, ovalado?… ¿tiene bordes redondos?… , Las patas… ¿son torneadas?… ¿están rectas o inclinadas?, etc.

Dibujar un figura humana… La cabeza…, sí, pero ¿tiene pelo largo o corto?… ¿está inclinada, recta…?, El cuerpo ¿es más ancho o estrecho?… ¿qué proporciones tiene?… ¿a qué altura está el pecho? … ¿y las caderas?… ¿sobrepasan los hombros?, ¿a qué distancia están de la cabeza?, etc etc.

Si te das cuenta, esa información en nuestra memoria es mínima y simplista y por tanto no nos va a permitir dibujar más allá de representar esas formas tan básicas (una cabeza, un cuerpo, unos brazos y unas piernas).

Una vez más lo tengo que decir

NUESTRO MAYOR ENEMIGO A LA HORA DE PINTAR/DIBUJAR ES NUESTRO CEREBRO

Si confiamos en él (en nuestra memoria), si nos dejamos llevar por lo que nos sugiere, o si dejamos que él haga nuestro trabajo… ESTAMOS PERDIDOS. Pintaremos y dibujaremos tan simple como nos propone y sabe hacerlo… COMO LOS NIÑOS CHICOS. ¿O es que nos has visto como te salen las figuras humanas haciendolo de memoria?.

249

2.- Como consecuencia de lo anterior, es muy difícil que nos planteemos ponernos manos a la obra y analizar, estudiar y practicar muy mucho la anatomía humana y las claves para representarla en movimiento. Algo tan básico como aprender la propia técnica de la acuarela si queremos pintar algo medio decente.

Conclusión: Si queremos dibujar mejor la figura humana y hacerlo con facilidad, (acuérdate de mi pato Donald y los comics de mi hijo), estudiala y practica todo lo que puedas. ¡NO HAY OTRA!.

En particular, ¿porqué nos resulta tan difícil pintar las figuras humanas en una acuarela?

Pues básicamente por lo dicho anteriormente y por otros dos motivos más que vengo observando en muchos aficionados.

1.- Lo vemos hacer tan fácil a los «maestros» con sólo dos pinceladas que nos creemos que dando dos pinceladas como ellos nos tiene que salir igual. ¡Ay Mari Pepa!, ¡qué cosas tienes!

2.- Como quedan tan bonitas las figuritas en la acuarela, pensamos que tenemos que poner alguna en la nuestra. Pero las ponemos de «adorno», como algo que tenemos que poner sí o sí al final cuando ya tengamos resuelto nuestro paisaje. Es decir, nunca nos centramos lo suficiente en ellas. Las pintamos como nos salgan, SIN DARLE NINGUNA IMPORTANCIA.

Pero ¡Virgencita del amor hermoso!… ¿No te das cuenta que si te sale mal la figurita vas a arruinar tu acuarela?

Mira lo que me pasó a mi…

Figuras humanas

De qué forma tan estúpida estropee esta acuarela

Al final le quise poner alguna figura y no le presté la más mínima atención… ¿Para qué te metes Hangel?

Una figura humana en una acuarela nunca debe ser un mero adorno como una farola o un macetero. Si está es para darle vida al paisaje y si no nos esmeramos en su forma, color y movimiento, MEJOR NO PONERLAS.  Una figura humana mal resuelta queda horrible. Es algo que hace daño a la vista.

En definitiva, Nos cuesta un mundo pintar en nuestras acuarelas las figuras humanas que tanto envidiamos de los grandes maestros …

  • Porque creemos que las podemos pintar de memoria sin haberlas estudiado ni practicado todo lo que ellos lo tuvieron que hacer.
  • Porque nunca nos hemos puesto en serio a estudiar la figura humana como requiere el tema y cualquier técnica pictórica.
  • Porque las queremos resolver con dos pinceladas sin haber hecho antes todo lo anterior, y…
  • Porque las ponemos en nuestras acuarelas como meros adornos finales sin prestarles la más mínima atención y dedicación necesaria.

Llegados a este punto te estarás preguntando… ¿Puedo aspirar entonces a poder hacer las figuras humanas para mis acuarelas algún día?. Porque tiempo no es que me sobre que digamos, tampoco me he puesto nunca a estudiar anatomía humana ni llevo desde chico pintando figuritas en movimiento… ¿PUES SÍ!, creo que puedo ayudarte en eso pero no sin esfuerzo por tu parte. Ya sabes… EL QUE ALGO QUIERE, ALGO LE CUESTA.

Te voy a enseñar de qué tres formas posibles puedes aprender a pintar estas figuras humanas y ya tu eliges la que te resulte más práctica, sencilla o completa.

Tres métodos, tres recursos, para aprender o para poder representar las figuras humanas en nuestras acuarelas.

Voy a ir de lo fácil y rápido a lo más complicado.

Memorizando siluetas humanas prediseñadas.

Si buscas en imágenes de Google por el término «siluetas humanas caminando«, o «dibujo gente» o algún término similar, te saldrán infinidad de figuras humanas dibujadas o en silueta que te darán, por así decirlo, el trabajo más difícil ya hecho.

Tu trabajo consistirá solo (que ya es bastante) en elegir cuatro o cinco, las que más te gusten, y ponerte con un lápiz y un papel a repetirlas cuantas veces necesites hasta que llegues a memorizarlas y las puedas hacer sin mirar el modelo.

Otra cosa que puedes hacer… si no puedes, o no te apetece hacer lo anterior, es imprimir estas imágenes y tenerlas siempre a mano para dibujarlas en tu acuarela cuando las necesites (esto no te lo aconsejo porque saldrás del paso un día pero nunca tendrás la libertad de hacerlas sin esta ayuda)

¡Pero ojo!, ya que te pones, haz el favor de elegir bien. Me explico

De entre las que encontrarás, la mayoría serán meras siluetas muy detalladas. ¡Esas no!

figuras humanas

Estas no. Demasiado detalladas

Al final encontrarás tanta dificultad o más con el dibujo como si tratas de copiarlas de una fotografía con gente real.

Hay otras que ya están dibujadas como las que vemos en las acuarelas de los grandes maestros, «sintetizadas»… ¡Esas son las idóneas!

figuras humanas

Estas sí. Perfectas para acuarela

Mucho más fáciles de dibujar y de memorizar con la práctica.

Aprendiendo a hacerlas por ti mismo sin necesidad de modelo alguno.

Este es el método que yo te aconsejaría que siguieras porque es sin duda el único que te dará libertad y absoluta autonomía para representar cuando quieras y lo que quieras en tus acuarelas. Pero todo tiene un precio. Se trata de hacer todo un curso de principio a fin con muchísima práctica de por medio.

Un curso para aprender cómo representar la figura humana desde lo más simple (el esqueleto) a lo más complejo (en movimiento).

Consiste en conocer y aprender a dibujar las proporciones básicas del cuerpo humano y tras ello la dinámica del movimiento.

Lamentablemente yo no te puedo ofrecer ningún curso al respecto propio (algún día quizás lo haga) ni en este artículo puedo resumirte lo más básico, pero si puedo recomendarte uno extraordinario de «Jou Espeitia» (creo que se escribe así) que ofrece en su canal de Youtube «entivoo» 

Yo lo he seguido y te aseguro que es ideal para llegar a dominar el dibujo de la figura humana en movimiento de manera sencilla y muy práctica.

Viendo cómo lo hacen los grandes maestros

Este es el último método que te recomiendo muy mucho.

En Youtube, tenemos muchos videos de buenos acuarelistas donde los vemos resolviendo las figuras humanas en sus acuarelas paso a paso. Desde el previo dibujo, hasta darle el color… Ya te digo, son muchos y sería interminable la lista de vídeos y acuarelistas, pero como botón de muestra te recomiendo los videos de Tim Wilmot.

Como dije al principio, la lista era de más fácil a más difícil. Esta última forma de aprender viendo cómo lo hacen los grandes acuarelistas del paisaje urbano en principio te puede resultar la más práctica y sencilla, o porqué no, la más cómoda, pero te aseguro que por mucho que los veas, luego, cuando trates de hacerlas tu en tus acuarelas, tratarás de hacerlas igual o no te saldrán si no son esas mismas que viste. ¿Recuerdas cuando argumentaba aquello de que sigo creyendo que también es un «arte? Pues eso.

Pero no quiero dejar por terminado este articulo sin antes darte unos consejos, elijas la opción que elijas, que he aprendido observando cómo resuelven casi todos los maestros estas figuras humanas de manera tan genial.

1.- Con el dibujo

Todos resuelven el dibujo previo de esta forma…

Figuras humanas

Pero nunca de esta otra

figuras humanas

¿El motivo?… Ya lo dije en mi anterior artículo… Si hacemos un dibujo muy correcto cuando tratemos de dar color con el pincel iremos más pendientes de dar solo color a la forma y no estaremos pendientes de ver qué nos está saliendo y cómo nos está saliendo.

Un dibujo suelto como el primero nos obligará a hacer los trazos definitivos con el pincel y podremos centrarnos más en el resultado que en la forma.

2.- Las caras.

Casi todos resuelven las caras de las figuras con una simple pincelada (seco sobre seco) de cualquier color cálido. Normalmente naranja, rojo claro o siena tostada.

figuras humanas

Alvaro Castagnet

figuras humanas

Josep Zbukvic

figuras humanas

Tim Wilmot

3.- Las piernas

Fíjate en las anteriores imágenes y mira cómo resuelven las piernas. Nunca del todo definidas. SOLO INSINUADAS SI ACASO.

4.- Reflejos en cabeza y hombros.

No te olvides cuando ya hayas pintado a tu personaje de darle en la cabeza y encima de los hombros una pincelada con blanco de china (según sale del tubo) un toque que insinué el reflejo del sol sobre el personaje.

Por lo demás, práctica, práctica y más práctica. Ya sabes que tu cerebro cree que lo sabe hacer, pero tu también que si no lo practicas muy mucho no lo sabes hacer..

Espero haber podido ayudarte en esto que a todos nos gustaría hacer. Es un tema muy delicado pero también muy importante en el paisaje urbano en acuarela como para hacerlo de aquella manera.

Pero te pido solo una cosa final. SI NO ESTÁS SEGURO DE QUE LO VAS A HACER BIEN, MEJOR NO TRATES DE INCLUIR FIGURAS HUMANAS EN TUS ACUARELAS.

Como digo y pido siempre al final de cada artículo, si te gustó o crees que puede ayudar a algún amigo, comparte o deja tu comentario. Un cordial saludo.

Hangel Montero