Quisiera pintar un retrato. ¿Qué consejos básicos me daría?.

Hoy quisiera hablaros de una cuestión que aunque no es muy solicitada por la especialidad del tema sí que es más importante de lo que parece para aquellos que se deciden, o atreven, a pintar un retrato.

¿A quién de vosotros no os ha pasado que algún familiar o amigo, viendo o conociendo que pintáis no os ha pedido que le hagáis un retrato?… si, es el típico aquel que te dice… ¡Oye…  no sabía que pintabas!… ¿porqué no me pintas a mi niño?… tengo una fotografía de él que está para comérselo…, y tu le dices… ¡pero si yo no sé pintar!…

Es igual, le digas lo que le digas ya buscará la escusa para ponerte en el compromiso.

Pensando en esto, porque me ha pasado más de una vez en el estudio, he creído que lo mismo podrían venirte bien algunos consejos básicos para que hagas ese retrato. Bueno… creo que he simplificado mucho el motivo de este artículo. Lo cierto es que cualquier aficionado siempre ha sentido “la necesidad” o “la inquietud” de pintar un retrato y eso… “SON PALABRAS MAYORES”. Pero como sé que si no hasta ahora, algún día se te ocurrirá, voy a comentarte unos principios básicos de todo retrato para que al menos, sea en el estilo que sea, te salga mejor o peor, tenga la “normal” apariencia de un retrato bien planteado.

Pero antes de entrar en el tema déjame que haga algunas reflexiones en torno a mi idea de lo que es, o debe ser, un retrato en pintura porque de esa manera entenderás el porqué de mis consejos y o recomendaciones. Ojo… esto es sólo cuestión de gustos. Ni mi idea de lo que debe ser un retrato es la correcta ni tampoco es menos válida que la que pueda tener otro. Lo digo porque ya sabemos, los que estamos en esto del “Arte de pintar” que sobre lo que es “Arte”, en su sentido más amplio, cada uno tenemos un concepto de lo más dispar y jamás nos pondremos de acuerdo. Una disparidad de conceptos, que por otro lado “enriquece” nuestra actividad cultural.

Pues mira, yo a la hora de definir lo que es o debe ser un retrato en pintura me dejo llevar por el propio significado u origen del vocablo, es decir …

Un retrato (del latín retractus) es una pintura o efigie principalmente de una persona. También se entiende por retrato la descripción de la figura o carácter, o sea, de las cualidades físicas o morales de una persona.

Por lo tanto, la primera definición de retrato es aquella que se refiere a la expresión plástica de una persona a imitación de la misma… Se pretende mostrar la semejanza, personalidad e incluso el estado de ánimo de la persona. (fuente Wikipedia)

Es decir, para mí, un retrato en pintura debe, al menos, conseguir un cierto parecido con la persona retratada porque si no, será una figura, no un RETRATO. Los defensores del denominado “Arte Conceptual” sé que no opinarán lo mismo, pero ni yo trato de convencerles a ellos, ni ellos me van a convencer de lo contrario. Como dije, ¡ES CUESTIÓN DE GUSTOS!.

Si coincides conmigo en este concepto del retrato puede que te sean de utilidad los consejos que a continuación iré dando, pero si eres de los que tienen otro concepto distinto, cuando te pongas a pintar un retrato “se tu mismo” y píntalo como más te guste o mejor te salga, que en esto de la pintura me parece que “TODO VALE”. ¡O no! En fin… dejemos eso que no nos llevará a ningún lado. Vamos a lo que vamos.

Mis consejos los voy a centrar en el retrato “más común”, es decir, el de sólo rostro porque sé que es el que cualquier aficionado en principio se pondría a hacer; no en el retrato de medio cuerpo (donde se ven las manos) ni en el de cuerpo entero porque éstos, normalmente, son objeto de pintores algo más avanzados o familiarizados con el motivo. Lo normal es que cuando tenemos el compromiso o sólo queremos probar hacer un retrato lo hagamos de una fotografía y de solo la cara con quizás algo de los hombros o comienzo de la ropa. A este tipo de retratos es a los que me voy a referir.

Dicho esto, ¡Vamos con los consejos!.

Consejos para pintar un retrato:

1.- Elegir bien la fotografía del modelo:

¡Por favor!… ya que vas a tratar de pintar un retrato, hazlo con una buena fotografía porque ¡NO TODAS LAS FOTOGRAFIÁS SON ADECUADAS PARA HACER UN RETRATO!

Siempre digo a mis alumnos.

De una buena fotografía podremos pintar un buen cuadro. De una mala, solo podremos pintar un cuadro.

Y es verdad. Parece como si el aficionado no deparase en esto que es tan importante. Pues si de retrato hablamos, aún lo es más. Elegir bien la fotografía para nuestro retrato puede hacer variar el resultado que obtengamos en más de un 90% en la calidad de nuestra obra final. Vamos a ver pues los mínimos requisitos que debe tener una fotografía para que podamos hacer un retrato “medio en condiciones”.

  • Descarta cualquier fotografía del modelo “FRONTAL”, tipo foto de carné de identidad o similar. Busca siempre fotografías donde el modelo (su rostro) tenga algún escorzo con respecto al objetivo. Ver ejemplos:

Omnifoto-retrato-simetrico-2  pintar un retrato

Esto, aunque te parezca que es un mero capricho mío tiene su razón de ser.

Si tienes delante un rostro totalmente frontal para dibujar, vas a facilitarle la tarea a tu “cerebro” para que dibuje por ti, es decir, inconscientemente vas a tratar de dibujar los dos ojos iguales, las cejas iguales, la boca simétrica, etc. No y mil veces no, esto no debes dar lugar a que ocurra porque ya te digo, si no lo sabes, que NUNCA UN ROSTRO ES SIMÉTRICO. Siempre un ojo es distinto al otro, una ceja a la otra, la boca tampoco es simétrica, y así todo nuestro cuerpo.

Una fotografía con el modelo en un leve escorzo nos facilitará la labor de dibujar cada elemento del rostro de forma individual no dejando que nuestro cerebro tenga la tentación de sugerirnos ninguna forma en concreto. Pero si por el motivo que fuera sólo tienes una fotografía frontal del modelo, asegúrate que tenga un muy buen contraste entre luces y sombras en ambas partes de la cara.

ws_Maggie_Grace_portrait_1600x1200 (1)

No quisiera que me entendieras mal. No quiero decir que no se debe pintar un retrato “Frontal”, y porque no es lo correcto. Lo que quiero decir es que un retrato frontal te va a plantear más dificultades que uno en escorzo o de perfil.

  • Descarta cualquier fotografía del modelo “SIN CONTRASTES DE LUCES Y SOMBRAS”

Las luces y sombras son fundamentales para obtener “volumen” en un rostro y, por consiguiente, conseguir una apariencia “tridimensional”.

pintar un retrato

Me refiero a la típica fotografía hecha con flash y frontal donde apenas se aprecian las sombras y si hay alguna, al igual que las luces son simétricas en ambos lados del rostro. Vuelvo a insistir… la típica foto de carné o esas que nos toman en sitios cerrados con el móvil y con flash.

Busca siempre fotografías con bastante contraste de luces y sombras. Te facilitarán mucho el trabajo.

pintar un retrato

  • Descarta cualquier fotografía del modelo SIN UNA BUENA RESOLUCIÓN.

Si ya de por sí es complicado conseguir el parecido del modelo en un retrato, imagina lo que será si encima no puedes ver bien los ojos, o la boca.

Cuando alguien nos pone “en el compromiso” de pintar un retrato, no sé porqué, pero casi siempre nos da una fotografía malísima de esas que se han sacado en una celebración, o con unos amigos o vete a saber. De esas que tienes que ampliar con el photoshop para intentar ver algo. No. Tienes que ser selectivo. Si no puedes ver con detalle esos elementos claves de un rostro, NO TE CONFORMES CON ESA FOTO… Es mejor que le pidas otra que intentarlo con lo primero que te den. Es un buen consejo.

Resumiendo. Una buena fotografía para pintar un retrato es aquella que:

  • Tiene buena resolución
  • Tiene buenos contrastes de luces y sombras, y
  • El modelo tiene algo de escorzo con respecto al objetivo.

2.- Consejos con respecto al dibujo previo:

Aquí tenemos que diferenciar el asunto en función de la técnica que vamos a utilizar; Óleo o acuarela (estamos hablando de pintar un retrato, no de hacer un retrato a lápiz, carboncillo o cualquier otra técnica de dibujo).

En un retrato en acuarela tendremos que hacer, antes de aplicar el color, el dibujo lo más exacto que nos sea posible. En un retrato al óleo no se hace así, se toman unas líneas base para encajar la figura y elementos que sean necesarios y posteriormente, con el pincel y con el color deberemos ir “dibujando” las formas definitivas.

¿Que nos dice esta forma de actuar?, que te debes olvidar de cualquier triquiñuela con el dibujo para pintar un retrato y me explico.

Te voy a contar una anécdota que me ocurrió con unas alumnas.

Un día, no sé ni porqué surgió la conversación, unas alumnas me dijeron… “es que dicen por ahí que usted calca los retratos”. ¡Ah sí…! les respondí procurando que no se me notase mi asombro y no menor indignación. Pues vamos a hacer entonces un ejercicio. Vamos a coger todos y nos vamos a poner a hacer un mismo retrato. Vosotros vais a calcar el dibujo y yo no. ¡A ver que nos sale!. Cuando calcaron el dibujo y fueron a dar la primera pincelada comprobaron que perdían el dibujo mientras yo, a lo mío, hacía el dibujo directamente con los pinceles y el color construyendo poco a poco la figura.
Cuando terminamos comprobaron que ningún retrato de los suyos había conseguido ni tan siquiera un mínimo parecido con el modelo, mientras el mío era un buen retrato. Entonces me dieron ganas de decirles aquello de … “Ahora vas y lo cascas”

Con ello trato de decirte que si quieres pintar un retrato debes asumir que tu destreza con el dibujo te llevará hasta donde aquella llegue, pero no más.

Yo al respecto tengo las ideas muy claras. Estaré en lo cierto o no pero es así como pienso. “El parecido sólo se consigue con un dominio y una técnica muy depurada del dibujo”. ¿Cuántas veces no me han dicho?… ¡Jo… es que has captado el alma del personaje!. Que yo sepa nunca, en ninguno de mis retratos, he visto el alma de mi modelo. EL PARECIDO SALE SOLO SI EL DIBUJO ES CORRECTO… lo demás, para mí son solo milongas.

Así que con respecto al dibujo te recomiendo.

  • Si vas a pintar una acuarela haz el dibujo de la forma que estimes oportuna lo más exacto que puedas y con grafito pero “sin calcar” (al igual que si solo hicieses un dibujo a lápiz o a carboncillo sería “un fraude” para contigo mismo).
  • Si vas a pintar el retrato al óleo o con acrílicos, hagas lo que hagas primero de dibujo sobre el lienzo de nada te va a servir con posterioridad pues lo vas a perder a las primeras pinceladas. Es decir, asume que tendrás que dibujar con el pincel y con el color de principio a fin.

3.- Consejos con respecto al encaje:

Este apartado es muy importante. ¿Cuántos retratos buenos no he visto que por culpa de un mal encaje se han malogrado?. El encaje es un aspecto del retrato que no suele cuidarse por el aficionado. Es más, la mayoría incluso desconoce su extrema relevancia para los ojos del espectador y las sensaciones que le pueden producir al contemplarlo.

Vamos a ver pues cómo debemos encajar nuestra figura en nuestro soporte para que de cualquier forma sea agradable de ver para el espectador.

En primer lugar debemos elegir el formato del soporte… ¿Te acuerdas de los distintos formatos estándar de lienzos o bastidores que venden?… Pues para nuestros retratos deberíamos utilizar el formato “FIGURA”.

La tendencia normal de quien no está familiarizado con este motivo, es centrar “la cabeza” en el lienzo y esto no es lo correcto por el margen superior que queda vacío desplazando el “peso” en exceso hacia la zona inferior.

composicion15  composicion155

Tampoco se considera correcto dejar menos espacio en el lateral hacia donde el modelo tiene girada la cabeza porque da la sensación de “ahogo” de la figura.

composicion166  composicion16

El encaje correcto sería el que ajusta lo máximo posible la cabeza hacia la parte superior (A) y deja algo más de espacio en el margen lateral hacia donde está mirando o tiene girada la cabeza el modelo (B) que en el lado opuesto (C).

composicion17  Sin título-2

4.- Consejos para el fondo:

El fondo es quizás la parte del retrato que más dudas genera en el que se inicia en esta modalidad pictórica. ¿De qué color lo pinto?. Es la pregunta que todos se hacen.

En este artículo, si te das cuenta, no estoy tratando el tema del color porque creo que merecería todo un tratado este tema por sí solo. Aquí me quiero centrar en aspectos generales que un correcto retrato debe al menos reflejar y con respecto al “fondo” me gustaría que te fijases en el fondo de este retrato.

sargent-4

Ahora fíjate en el de este otro,

$_35

En el primero se aprecian tonos más oscuros a un lado de la figura y más claros en el otro. En el segundo se mantienen los mismos tonos en ambos lados. En el primero, la sensación que percibimos es que la figura se despega del fondo, mientras que en el segundo parece como si estuviese pegado en él. El primero es lo correcto y el segundo no.

Ahora bien, no es igual que pongas el lado oscuro o el claro donde se te ocurra. Si te fijas, el lado claro está donde están las sombras en el rostro y en cambio el lado oscuro lo está donde el rostro recibe la luz. Es simplemente una cuestión de impresión visual. Un fondo oscuro donde estén las luces del rostro las intensificarán, y un fondo claro donde estén las sombras del rostro también las resaltarán.

Comprueba tu mismo las diferencias entre hacerlo de una forma u otra.

fondo2                                    fondo1

Quédate entonces con este principio en cuanto al color del fondo en cualquier retrato.

  • Fondo más oscuro donde estén las luces en el modelo
  • Fondo más claro donde estén las sombras del modelo

5.- Consejos sobre el concepto Color/volumen:

No quisiera terminar este artículo sin hacer mención o destacar la enorme importancia que tiene para el retrato conseguir el volumen del rostro y la figura en general con el color.

No sé si habrás leído el otro artículo donde hablaba de una “paleta de colores para el retrato” donde decía que es más importante conseguir volumen con el color en el rostro que con qué o cuáles colores se pintaba un retrato.

Un retrato sin volumen es como si dibujamos una estatua con carboncillo y no le damos volumen con el sombreado.

Venus+de+Milo+el+encanto+oculto+de+la+vida+0  venus-de-milo

¿Cómo va a ser lo mismo?

Un retrato sin el debido sombreado dará la sensación de ser un dibujo coloreado. Uno, en cambio, bien sombreado con el color dará más sensación volumétrica y realista.

Mi consejo al respecto es claro y sencillo, “preocúpate más por el volumen en el retrato” que por el color.

 Como epílogo a este artículo quisiera decirte una cosa… ¿quién dijo miedo a pintar un retrato”?.

Mira cómo a lo largo de la historia del arte en pintura se ha considerado que un retrato es una auténtica obra de arte. Desde el Barroco hasta el abstracto pasando por el impresionismo, fauvismo, cubismo, etc. Estos ejemplos que te dejo son todos obras de autores mundialmente reconocidos.

sargent-4 Picasso74  0bcf1badae6db5a4beccebb5b77f9d6b
 353316_84b4_2  coullioure-el-fauvismo-L-yiL9an  macke

¿Por el dibujo o el parecido con el modelo?… ¡no te preocupes!. ¿Por el color?… ¡tampoco!… ¿Por el encaje?… ¡mucho menos!. Te salga como te salga siempre puedes decir ¡ES QUE YO LO HE VISTO ASI!… y seguro que quedarás como un gran artista.

¡Ay! … que pena.

Bueno… creo que los consejos que te he dado, y si tienes la misma idea que tengo yo sobre lo que debe ser un retrato en pintura, te pueden venir de lujo.

Ya sabes, si te gustó compártelo , y si puedes, deja algún comentario al respecto. Serán siempre bien recibidos. Un cordial saludo y hasta el próximo artículo.

Hangel Montero.

¿Quieres saber cuándo publico algo nuevo?

Suscríbete y recibe en tu correo todos los nuevos artículos que vaya publicando, así no tendrás que estar pendiente de si hay o no novedad en el blog. Con ello, además, tendrás en ocasiones posibilidad de acceder a determinados contenidos que solo iré publicando para los que os suscribais. Un saludo