Pues sí. Muchas veces, dibujar mejor de lo que lo hacemos no depende de una cuestión de “aptitud” sino de “actitud”.

El tema del dibujo, en esto de aprender a pintar, sé que no se plantea realmente todo lo serio que se debe. El que quiere aprender a pintar normalmente  no quiere saber nada de tener que aprender a dibujar.

Es diríamos, como el aficionado a la música que se compra una guitarra y quiere aprender a tocar o cantar las canciones de su intérprete preferido, divertir a la familia, divertir a los amigos, poder estar en una reunión con los amigos tocando la guitarra y compartir momentos de música… A este tipo de aficionado a la música, si quieres que él se sienta a gusto aprendiendo no se te ocurra decirle “primero aprende solfeo y después ya hablamos de las posturas y todo esto porque el solfeo es fundamental”

Con ese mensaje no lo vas a convencer y de seguro que su respuesta sería… “yo lo único que necesito es aprenderme los acordes para tocar “Corazón partido” de Alejandro Sanz”

Es la comparación mejor que podemos hacer con respecto al dibujo y la pintura.

yo por mi experiencia sé que cuando viene algún alumno nuevo a aprender a dibujar, lo primero que le pregunto es … ¿el dibujo cómo se te da?, y hay algunos que dicen… “fatal”, y otros que te dicen… “no tengo problema” …

Pues mira, yo he visto cómo algunos que decían que no se les ha dado bien nunca el dibujo dibujan ahora sin problema y hacen sus cuadros con un dibujo perfecto para lo que necesitan en su cuadro. En cambio, aquellos que decían no tener problema, y teniendo muchísimo más potencial, no lo hacen todo lo bien que podrían hacerlo por una simple cuestión de actitud cuando se ponen a dibujar.

A vosotros, a los que de seguro podéis dibujar mejor, os quiero dedicar este vídeo para enseñaros que quizás corrigiendo unas pequeñas cosas podéis mejorar lo que hacéis ahora. 

En el siguiente vídeo os las explico. También puedes consultar este otro artículo que escribí sobre el tema. https://www.hangel.es/dibujar-mejor/